Comunicado Nº14 EL NEOLIBERALISMO CON SUS DECRETOS ANTIPOPULARES PROVOCA MAYOR DESEMPLEO, HAMBRE Y MISERIA

Saludando la Marcha por la Salud, la Vida, la Educación y la Estabilidad Laboral convocada por la Central Obrera Boliviana, los partidos y organizaciones de la izquierda boliviana volvemos a interpelar al conjunto de los trabajadores:  ¿El neoliberalismo quiere defender el empleo?, ¿quiere defender a la salud y la educación?, ¿quiere potenciar la economía nacional?

A partir del 10 de noviembre del 2019, los golpistas convertidos en régimen de facto, se dieron a la tarea de desmantelar las grandes conquistas populares logradas en el proceso de cambio. Enemigos de la presencia política del movimiento indígena originario-campesino en el gobierno popular, del proceso de recuperación de su identidad, de las logros de los trabajadores, de los beneficios consolidados para los sectores más empobrecidos del país, hoy esos golpistas saquean al país y destruyen la economía, la estabilidad y los empleos. ¡Pero son cínicos y atrevidos!, pues a nombre de la generación de empleo, presentaron un Plan para asaltar las arcas nacionales, endeudarnos y favorecer a los más antinacionales del país.

Ya desde abril pasado, el gobierno golpista implementó medidas para favorecer a los empresarios, agroindustriales, exportadores y  todo el capital, sea en impuestos –vía medidas institucionales o simplemente delincuenciales– sea en el comercio exterior; sea en créditos con recursos de las AFPs; sea en la legalización fraudulenta de tierras; perdonazos, etc. La derecha no niega su proyecto clasista, no cambia sus intereses de clase y, pandemia por encima, pretende atragantarse los recursos del TGN y la deuda.

El DS 4272 denominado “Programa Nacional de Reactivación del Empleo” tiene la verdadera intención de “generar puestos de trabajo” echando a la calle a miles de servidores públicos para contentar al FMI y cumplir con sus condicionamientos. De dónde saldrían los recursos, cuando los mismos han disminuido y seguirán disminuyendo y pretenden echar mano de los fondos destinados a la inversión pública y créditos del exterior, lo cual significa simplemente mayor endeudamiento.  ¿Quiénes definieron las prioridades y los sectores económicos que requieren más o menos inyección de recursos?  ¿Son los sectores que fortalecen el mercado interno que multiplican el empleo o son los grandes exportadores los que recibirán los créditos? 

El Programa que dicen de Empleo, es en realidad un PROGRAMA FINANCIERO EMPRESARIAL. De los 2.617 millones de $us. destinan sólo 17 millones para las pequeñas y microempresas. Es decir 0.64%, apenas 14,4 millones para empleo, es decir 0.55%. Pero direccionan más de 1.700 millones para las grandes empresas, es decir para los exportadores, la agroindustria, los importadores, la banca especulativa, las logias y los sectores rentistas. Por supuesto, el régimen de derecha en el poder, favorecerá hoy y siempre a los grupos empresariales oligárquicos que no tienen patria, pero si intereses. No importando si estamos ante una pandemia o en crisis económica.

Lo que conocemos todos, son la improvisación, el caos y la impostura en el manejo de la información sanitaria que convierte en COVID 19a fallecidos por múltiples causas. Nosotros, organizaciones de la Izquierda boliviana, sustentamos un Sistema Único de Salud Pública frente a una salud privada elitaria, innecesaria, discriminadora y usurera. La salud es un derecho y debe ser de completa responsabilidad del Estado. Hoy emplazamos a mostrar cualquier evaluación de impacto económico, social y sanitario de la pandemia en el país hasta el presente. Ni siquiera pueden tener control en el sector salud, atender las demandas de los médicos, de los trabajadores de la salud y la demanda de la población, y menos podrán controlar la economía que están destruyendo deliberadamente. Si de regiones más necesitadas se trata, la oligarquía  acaparará los créditos, dejando en el desamparo a la gran mayoría de los 339 municipios. Para la derecha, ésta es la formula de la “distribución equitativa”.

El mentado Programa que se define de CORTO PLAZO, por incoherencia y cinismo agresivo de pasar por encima de la legalidad,  la lógica y la vergüenza, cuando los plazos del mismo no tienen ninguna visión cortoplacista.  ¡No existe política de empleo medianamente seria en el corto plazo! salvo los planes de emergencia de empleo eventual por meses como acostumbró el neoliberalismo en los 20 años de su gestión. Toda generación de empleo es de largo plazo, fundada en el desarrollo de las fuerzas productivas, sustitución de importaciones, industrialización y sobre todo soberanía productiva, lo que no les interesa a los neoliberales y lo que tanto odian.

Los partidos de derecha que se hicieron del poder a través de un golpe de Estado, solo tienen la misión de convocar a nuevas elecciones, y su rol transitorio está restringido al hecho electoral. Pero no se detendrá el respaldo imperialista del gobierno de EE.UU. y de los financiadores del golpe como los grandes empresarios privados, la oligarquía cruceña y la banca, hasta que el proceso de recomposición del movimiento popular frene esa arremetida destructiva.

Entonces, ¿quiénes son los beneficiados del DS. 4272?. La banca privada y los grandes empresarios. A las empresas grandes que no se les impone el requisito de no despedir a sus trabajadores a cambio de grandes cantidades de recursos. Entonces, la libre empresa en función de sus intereses respaldados por el Programa y contra la Constitución, ejercerán las decisiones que convengan y estos no son el de los trabajadores, atentando contra la estabilidad laboral. Así, se desprende con nitidez la intención de los golpistas y de los empresarios privados, de implementar una política neoliberal, pero de contrabando, de ocultas, con engaños. El DS 4272 es un remozado 21060, un neoliberalismo aprovechando la gran angustia del pueblo boliviano de ver que la pandemia es administrada sin profesionalismo y lo único que se difunde es miedo, amenazas de detenciones, represión, falta de insumos, etc.

La economía se contraerá más y el neoliberalismo ha demostrado en el país y en el mundo que es incapaz de resolver los problemas productivos, de empleo, de crecimiento, de industrialización, de distribución de la riqueza, etc. Más hoy pretende en el país volver agazapado y disfrazado queriendo destruir lo avanzado en casi 14 años de soberanía política y económica. Todo conduce a que las entidades sindicales y populares, los movimientos sociales y fuerzas de izquierda retomemos la iniciativa denunciando las reales intenciones del régimen de facto,  reforcemos día a día la organización colectiva e impulsemos unitariamente la apropiada salida política a la crisis generalizada en tiempos de pandemia, a través de un gobierno legítimo que eche por tierra el presente entreguismo, el latrocinio, la corrupción y la represión de corte fascista.

Proponemos en lo inmediato que toda acción  de resistencia, que toda movilización deba incorporar estas demandas:

  • Articulación unitaria y nacional de todas las fuerzas sociales, políticas, regionales, sectoriales contra el golpismo que pretende restaurar el neoliberalismo, según los dictados hegemónicosdel imperialismo.
  • Concordando con la Central Obrera Boliviana y con todo el movimiento popular,  exigencia de la lucha frontal contra los DS 4260, 4272 y DS 4277 hasta lograr la abrogación de esos decretos, porque son una impostura y no constituyen ninguna alternativa a la educación fiscal, la reactivación del empleo y de la economía.
  • Para alivianar el schok de la demanda, implementación inmediata de un bono de 1.000 Bs. de carácter universal por todo el período de la cuarentena, sea rígida o flexible. Sólo de esa manera la población puede hacer frente a extremos de miseria y dinamización del mercado interno y por tanto de la producción.
  • Impuesto a los grandes ingresos. Que los que más ganen contribuyan más.
  • Plan de apoyo a la pequeña producción agropecuaria que son los que están llevando en sus espaldas mantener el mercado de productos alimenticios en medio de la pandemia.

Bolivia, 13 de julio 2020

Partido Comunista de Bolivia (PCB)                     

Partido Comunista Marxista-Leninista Maoísta (PCmlm)

Partido Socialista 1 (PS-1)                

Feminismo Comunitario Abya Yala               

Colectivo VANGUARDIA

Frente Revolucionario para el Cambio (FRECAM)                             

Frente Revolucionario Comuna (FREC)

Movimiento de Unidad Popular Socialista (MUPS)               

Columna Sur                  

Movimiento Guevarista

Coordinadora de la Izquierda Cruceña

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.