FEMINISMO COMUNITARIO

 

Manifiesto sobre el Golpe de Estado y las Elecciones Generales en Bolivia

FeminismoComunitario del Abya Yala – Tejido Bolivia

La Paz, 17 Diciembre 2019

Como feministascomunitarias planteamos este manifiesto como un instrumento de análisis y aporte a la coyuntura actual del país ante el Golpe de Estado en Bolivia para recuperar la lucha de nuestros pueblos de la cual las mujeres somos la mitad, para el Vivir Bien,  por la justicia,  y la vida libre de opresión, violencia y en armonía con la Pachamama.

Estamos viviendo tiempos oscuros acompañados por vulneración de derechos humanos, asesinatos, secuestros, persecución política e ideológica, discriminación, racismo y el claro intento de enajenación de nuestros recursos naturales. Repudiamos el Golpe de Estado, propiciado desde EEUU, la vulneración de los derechos humanos, el acallamiento de las luchas sociales, la represión extrema a los movimientos sociales, y el papel funcional de los medios de comunicación del país al régimen de facto.

Entendemos que la recuperación del Proceso de Cambio, la defensa y profundización de nuestros logros, debe ser una lucha respaldada por el pueblo. Por lo tanto, desde el FeminismoComunitario planteamos:

  • La estructuración del Instrumento Político para la Soberanía del Pueblo debe comenzar con la autocrítica y reconocimiento de todos los errores, escuchando la voz del pueblo. Para las siguientes elecciones las y los candidatos deben ser necesariamente elegidas desde las bases, principalmente por las personas movilizadas contra el Golpe de Estado y que puedan representar y llevar la palabra, real, genuina de las bases.
  • Rechazar las falsas representaciones a partir de la figura de los invitados, que no tienen participaciones orgánicas con las bases, por lo tanto no responden a la real representación del pueblo.
  • No se debe delegar la toma de decisiones a diputados ni senadores, las decisiones que vayan a ser tomadas en la presente gestión y la que viene deben ser en consenso y coparticipación con las bases.
  • Es necesario el reconocimiento de la lucha de El Alto, el Chapare, Yapacaní y todos los territorios que resistieron al Golpe, en respeto a los 32 asesinados. Se le debe dar lugar que corresponde a El Alto con espacios de representación mediante candidatos orgánicamente elegidos, generando la participación inmediata, continúa y activa de la población, con representantes activos de los sectores de base.
  • Se debe escuchar a las organizaciones sociales en las demandas y críticas fundadas.
  • Reencaminar y radicalizar el proceso en la lucha contra el sistema de opresión patriarcal, capitalista y colonial que hasta ahora nos ha llevado a caer en los juegos del sistema burgués, logrando desestabilizar el país, dividirnos, apropiarse de los recursos naturales y asesinar al pueblo. No cometer los mismos errores reproduciendo el sistema y traicionando nuestros principios antipatriarcales, anticoloniales antiimperialistas y anticapitalistas.
  • Recuperar el derecho a la información mediante la soberanía de los Medios de comunicación, reapropiación de las radios comunitarias y otros espacios de información desde el pueblo y para el pueblo.
  • Comprender y reflexionar sobre la posición crítica del pueblo, que comprometido con el proceso, manifestaron su inconformidad ante medidas que iban en desmedro de los intereses de pueblo boliviano y la Pachamama. No son todos resentidos los que han criticado al gobierno del MAS. Es de gran importancia tomar las críticas y autocríticas para reencaminar el proceso, en pro del cambio por el Vivir Bien.
  • Las dirigencias y ex-autoridades no deben inferir en las decisiones de los movimientos sociales ni cambiar las palabras ni sentidos de los discursos, ser simplemente un medio para cumplir las exigencias del pueblo.
  • No utilizar a los movimientos sociales como instrumento político para legitimar acciones del gobierno, pedimos la subordinación del gobierno a las decisiones del pueblo. Romper con el prebendalismo y la corrupción que han hecho tanto daño a las organizaciones y sus dirigencias.
  • La educación y formación política debe ser un bastión de lucha, encontramos una evidente falta de un trabajo político ideológico para formar perspectivas críticas sobre los procesos históricos del país.
  • Reivindicar la conciencia de clase y la identidad cultural, rechazamos los discursos que desde actores del proceso, reivindican el consumo de orden capitalista. Es necesario entender que Vivir Bien, es contrario a vivir a costa de los demás.
  • Durante los 13 años de Gobierno del Proceso de Cambio se ha trabajado mucho en lo material y hemos logrado grandes avances para el pueblo, pero nos hemos olvidado de lo simbólico e ideológico. Debemos recuperar la espiritualidad y la cultura a partir de los significados simbólicos pues eso es lo que nos genera identidad, sentido de pertenencia, lo que nos permite articularnos y construir además de logros materiales, también logros culturales, ideológicos.
  • Debemos idear nuevos mecanismos para poder generar consensos entre las bases, dejar de lado las viejas prácticas prebendales, corruptas. Unificar a la base, comenzar a construir comunidad en el campo y la ciudad, y desde ahí una estructura que no responda al sistema opresor, para así poder construir con ella nuestra soberanía, dignidad y libertad.
  • Necesitamos y exigimos considerar una candidata mujer para el binomio en las elecciones generales.
  • Exigimos candidatas y candidatos honestos, transparentes y humildes que estén comprometidos con el proceso, que estén dispuestas y dispuestos a dar la vida por el Proceso de Cambio, la lucha por el pueblo siempre está por encima de todas las cosas.
  • Exigimos retomar la humildad que nos caracteriza.
  • Saludamos el trabajo de organismos internacionales, organizaciones sociales y periodistas a nivel internacional, que ayudaron a denunciar el Golpe de Estado y las violaciones de Derechos Humanos, las masacres que el pueblo boliviano ha vivido estos meses, y hacemos un llamado a continuar con las denuncias y a su vez convocamos a todos los actores a observar las elecciones generales, buscando un proceso justo y con las Garantías Constitucionales que son necesarias para garantizar que la voluntad del pueblo sea respetada.

¡HASTA LA COMUNIDAD, SIEMPRE!